crowdfundstu.com

Esta página ofrece tres opciones para moverse a través del cómic: barra de desplazamiento, flecha izquierda/derecha del teclado, desplazamiento con ratón.

Portada del cómic “Aire”. Dibujo disco Black Sabbath. Dibujo de la casa de la opera de Sídney.
Dibujo de una red forestal. Dibujo de flechas sobre árboles. Un silencioso proyecto de construcción está edificando el mundo que nos rodea. Rellenando de manera colectiva los huecos de los límites horizontales de la Tierra, individualmente intentando alcanzar las cimas de los límites verticales de la Tierra.
Dibujo de ángulo picado de un hombre bajo un árbol. Dibujo de troncos de árbol. Los árboles construyen majestuosas columnas de madera, y las dirigen hacia el cielo desafiando la gravedad.
Dibujo de un hombre leyendo bajo un árbol. Dibujo de un campo de hierba. Incontables toneladas de masa cuelgan de la nada sobre nuestras cabezas a todas horas. ¿Pero de dónde sale toda esta masa? ¿Qué utilizan los árboles para construirse a ellos mismos?
Dibujo de Jean Baptista van Helmont. Dibujo de una escala de laboratorio científico. Esta misma pregunta se la hizo el químico belga Jean Baptista Van Helmont en el Siglo XVII. Realizando uno de los primeros experimentos de la biología, Van Helmont cuidadosamente pesó 90 kilos de tierra seca y la colocó dentro de una maceta.
Dibujo de Jean Baptista. Dibujo sacudiendo la tierra de un sauce. Después Van Helmont plantó un pequeño brote de sauce y lo dejo crecer, regándolo siempre que era necesario. Después de 5 años, Van Helmont sacó la planta de la maceta y le sacudió toda la tierra.
Dibujo de Jean Baptista van Helmont. Dibujo del sauce de Van Helmont. El brote que inicialmente pesó 2,25 Kilos, se convirtió después de 5 años en un árbol que pesaba 76,5 Kilos. Después Van Helmont secó y pesó el resto de la tierra de la maceta.
Dibujo de tierra sobre una balanza. ¿Qué pasaría? ¿Habría perdido la tierra de la maceta los 74,25 Kilos, que ahora formaban la madera del árbol? No. La tierra sólo había perdido 56 gramos. En cinco años, el sauce había aumentado muchísimo su tamaño, pero de dónde había salido toda esa masa. ¿Cómo se había construido la planta a ella misma?
Dibujo de los átomos de oxígeno, carbono e hidrogeno. Moléculas de dióxido de carbono. Cientos de años de experimentación científica proporcionaron una respuesta sorprendente. La madera de las plantas está hecha casi en su totalidad de aire.
Dibujo de la corteza de un árbol y sus hojas. Dibujo de los átomos de oxígeno, carbono e hidrogeno. Moléculas de dióxido de carbono. Irguiéndose en la brisa, los troncos de los árboles están hechos de la misma materia que sopla y mece sus hojas. Un desconcertante y contra intuitivo proceso que crea estructura y masa a partir de poco más que un soplo de aire.
Dibujo de goana. Dibujo Varano arborícola Lagarto en un árbol. Las plantas construyen complejas estructuras para almacenar la energía que extraen del ambiente, lo cual permite pasar el relevo al reino animal que utiliza estos mismos “ladrillos químicos” para construir sus propios materiales duros y flexibles.
Dibujo de un cangrejo. Dibujo del reflejo del puente del puerto de Sídney. De la misma manera que los árboles absorben elementos traza para mejorar sus formas y funciones, los animales toman minerales del medio y los cristalizan para reforzar las estructuras de sus cuerpos. ¿Cuáles son las diferencias entre los métodos de construcción de la naturaleza y los métodos de construcción industriales l?
Dibujo de naturaleza urbana. Dibujo de rascacielos junto a bosque. La naturaleza se construye a ella misma in situ, principalmente a partir de los recursos que se encuentran en el lugar. La industria moderna usa una combinación de materiales locales y materiales exóticos, los cuales han sido transportados desde muy lejos. Todos los materiales de la naturaleza son producidos a temperatura ambiente, en condiciones no tóxicas dentro del cuerpo del organismo que los produce. La mayoría de los materiales de la industria humana se producen usando productos químicos peligrosos a altas temperaturas y altas presiones.
Edificio de oficina y bosque. Vista aérea de los árboles de la ciudad. La naturaleza construye desde abajo hacia arriba: haciendo crecer sus materiales, usando recursos y energía de manera precisa según se necesitan. La industria humana construye de arriba a abajo: reuniendo grandes masas de materias primas para después desechar los restos y así ir esculpiendo hasta obtener el producto final. Los residuos de la naturaleza renacen como comida para otro eslabón de la cadena alimenticia. Los residuos de la industria humana normalmente son completamente tóxicos o no tienen ningún valor.
Dibujo de árboles de la ciudad al lado de edificios. Dibujo de un hotel rodeado de árboles. Nuestras costosas construcciones están rodeadas de alternativas ingenieriles. Humildes rivales construidas a partir del aire.
Difusión de moléculas de dióxido de carbono hacia hojas. Dibujo desde arriba de las hojas de un árbol y átomos. Dibujo de una rama de árbol con vista de pájaro. Valora la elegancia, valora la eficiencia de las técnicas de construcción de los árboles. Montaje autosuficiente energéticamente. Construido a partir de abundantes recursos extraídos del medio local. Gradualmente ensamblado, pero aun así totalmente funcional durante todas las etapas de su crecimiento.
Dibujo de la construcción de un rascacielos visto desde arriba. Dibujo de vista de pájaro de grúas de construcción. Paisaje de minas a cielo abierto. Valora la tosquedad, valora el desperdicio de las técnicas de construcción humanas. Los combustibles fósiles quemados para llevar a cabo el proceso. La mano de obra necesitada para conseguir poner los materiales de construcción en su sitio.
Dibujo de la paisaje de minas a cielo abierto. Lo escasos y lejanos que son los materiales con los que se construye. Las enormes distancias que recorren los materiales hasta llegar al lugar de la construcción.
Dibujo de un dirigible sobre el puente del puerto de Sídney. Dibujo de un lagarto escalando un árbol. Comparar estos dos procesos muestra como la naturaleza triunfa sobre la industria humana en las categorías de eficiencia y uso de sus propios recursos. Pero al comparar los productos de los dos métodos constructivos no obtenemos un claro “ganador”. El ingenio humano ha creado logros que nunca habían sido producidos por la naturaleza. Y aun así la naturaleza tiene su propia colección de tecnologías, las cuales estamos muy lejos de entender o duplicar.
Dibujo de un cangrejo ermitaño. Dibujo de la casa de la opera de Sídney. Deberíamos estar orgullosos de nuestros sorprendentes éxitos, pero deberíamos también ser conscientes de nuestros defectos y estar dispuestos a aprender de otros.
Dibujo de un ave en una rama cerca de la casa de la opera de Sídney. Dibujo de un hombre sorprendido en el puerto de Sídney. Al compartir el mismo planeta y las mismas leyes universales, los humanos tienen la oportunidad de estudiar los frutos de una fábrica de inventos de 3800 millones de años.
Dibujo de un ave volando cerca de la casa de la opera de Sídney. Dibujo de un hombre pensando en un avión jumbo. La naturaleza nos alerta de lo que es posible. Lo que funciona. Nos inspira para que intentemos cosas por nosotros mismos.
Una al lado de la otra, las dos técnicas de construcción muestran un gran contraste. Todo esto fue creado sacando materia de la Tierra.
Dibujo panorámico del puerto de Sídney. Dibujo del puerto de Sídney. Viñeta de comic de la casa de la opera de Sídney.
Dibujo de una escena del bosque australiano. Cómic de un eucalipto un pogona y un dacelo.
Todo esto fue creado extrayendo materia del aire.
Dibujo de los eucaliptos del jardín botánico de Sídney. El prototipo existe, el prototipo funciona.
Dibujo del puente del puerto de Sídney y la casa de la opera de Sídney detrás de eucaliptos. ¿Podrá nuestro futuro estar hecho de aire?

¡Apoya mis peculiares cómics! Conviértete en un patrocinador habitual a través de mi campaña de Patreon. Apoya mis cómics mes a mes. ¿Quieres saber más? ¡Mira mi breve video!

white space

Comentarios

Name *
Email *
Mensajes *